Tesis Doctoral del Dr. Joaquín Borja médico del 061 de Huelva.

Oct 3 • General, Principal • 141 Views • No hay comentarios en Tesis Doctoral del Dr. Joaquín Borja médico del 061 de Huelva.

El doctor Joaquín Borja Padilla ha defendido su tesis doctoral con el título de SUPERVIVENCIA, CALIDAD DE VIDA Y DETERIORO COGNITIVO DE LA PARADA CARDIORRESPIRATORIA ASOCIADA A LA APLICACIÓN DE CARDIOCOMPRESIÓN EXTERNA AUTOMÁTICA, en la Universidad de sevilla, obteniendo la calificación de Sobresaliente cumlaude. el Doctor Borja es médico del Servicio Provincial EPES 061 de Huelva.

 

Las Guías para la Resucitación del 2015 confirman la importancia de asegurar compresiones torácicas alta calidad durante las maniobras de parada cardiorrespiratoria (PCR). Los mejores valores de perfusión cerebral conseguidos por el cardiocompresor Lucas frente a compresiones manuales aportados por estudios realizados en cerdos y en humanos, nos llevaron a plantear que introducir este instrumento durante la RCP extrahospitalaria (RCP_EH) aumenta la supervivencia de los reanimados, mejora su percepción de calidad de vida relacionada con la salud (CVRS), según cuestionario SF.12, y minimiza el deterioro cognitivo según test de Pfeiffer. Ofrecer un resultado de salud centrado en el paciente y no en la enfermedad, alejándonos de la escala de categorización de resultados de Glasgow-Pittsburg usada hasta ahora como modelo de rendimiento funcional y cerebral del paciente según el estilo Utstein.

 

Se ha desarrollado un estudio cuasiexperimental multicéntrico y prospectivo. La muestra quedó conformada por los 967 pacientes mayores de 18 años atendidos por presentar PCR_EH, de probable etiología cardíaca, que recibieron soporte vital avanzado por los EE durante el período 1 de septiembre 2014 al 31 de agosto 2015. El grupo Lucas incluyó a 130 sujetos y el grupo manual a 837 individuos. Los dos grupos resultaron muy homogéneos en cuanto a factores previos de comorbilidad.

 

Los resultados de nuestro estudio corroboran que el uso de Lucas no mejora la supervivencia in situ, ni la supervivencia a los dos meses del alta hospitalaria.

 

Según el cuestionario de estado mental de Pfeiffer los pacientes reanimados por los EE no presentan una alteración importante de su función cognitiva, sin que haya significado un beneficio el uso de Lucas.

 

En cuanto a CVRS, aunque los pacientes han mostrado un valor similar en el componente mental en ambos grupos, los tratados con Lucas han evidenciado mayores limitaciones en cuanto a su rendimiento físico. Estos resultados se alejan de la valoración de la escala Glasgow-Pittsburg recogidos al alta hospitalaria. Quizás esa disfasia leve, hemiparesia, hemiplejía, ataxia, disartria y/o cambios mentales permanentes, aceptados como un “buen resultado funcional y  neurológico” no sean así consideradas por parte del paciente que las sufre.

 

Sin embargo, resulta fácil pensar que el manejo de cardiocompresores en estas circunstancias, además de garantizar compresiones de alta calidad y evitar la fatiga del reanimador, presenta un valor añadido: disponer en breve tiempo, si el instrumento es colocado con pericia, de un “par de manos más” que, en ocasiones, se echan de menos en este ambiente.

 

Lo fundamental en el trabajo no ha sido hablar de cifras de supervivencia (ya conocidas de sobra) ni de factores asociados a mortalidad, también más que conocidos.

 

Lo innovador ha sido presentar un resultado de salud centrado en el paciente y no en la enfermedad. Entrevistar al paciente reanimado y aplicar dos cuestionarios validados para la población española, el SF 12 para valorar la calidad de vida percibida por el paciente y el test de Pfeiffer para determinar si presentan deterioro cognitivo y el grado del mismo. Alejarnos del estilo Utstein que recoge el rendimiento funcional y neurológico de los pacientes según evaluadores externos siguiendo  la escala de Glasgow-Pittsburg, desarrollando el trabajo sobre dos grupos de pacientes, los tratados con compresiones torácicas manuales convencionales y los tratados con el cardiocompresor mecánico Lucas.

 

Los DIRECTORES han sido

 

-D. Juan Ramón Lacalle Remigio (Decano Universidad de Sevilla)

 

-D. José María Villadiego Sánchez. Médico EPES Sevilla.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

« »