Carta de agradecimiento de Luis Jiménez Murillo

Jun 3 • General • 696 Views • No hay comentarios en Carta de agradecimiento de Luis Jiménez Murillo

Estimad@s compañer@s:

Tras 5 años de andadura en la que hemos sido partícipes, junto a vosotr@s, de la que creemos ha sido una de las épocas más fructíferas en la gestión de las Urgencias de nuestra Comunidad, llega la hora de rendir cuentas de lo que se hizo, de lo que quedó por hacer y de dejar paso al esfuerzo de los profesionales que desde ahora ostentan la responsabilidad de dirigir el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias (PAUE). Quizás muchos de vosotros creáis presuntuosa la afirmación con la que comenzamos este escrito, nada más lejos de la realidad, cualquier profesional de experiencia, conocedor del complejo entramado en el que se desarrolla la Urgencia y la Emergencia, podría haber completado, y bien, este encargo. Para nosotros ha sido un auténtico honor trabajar con tod@s vosotr@s y poder establecer unas bases de trabajo homogéneas para tod@s y en todos los niveles de atención. Durante estos años hemos sido testigos de vuestro compromiso y entusiasmo, tanto en las múltiples reuniones mantenidas con los cargos intermedios y directivos como en los cursos de formación impartidos, que nos han permitido el contacto directo con miles de profesionales, de los cuales 1.500 se han formado para la utilización del sistema español de triaje (SET).

En el ámbito hospitalario estas actuaciones han propiciado que cualquier ciudadano que acuda a unas urgencias de hospital en la actualidad sea atendido de manera uniforme con unos criterios de actuación en base a la complejidad de la situación y dentro de una organización funcional reproducible en cualquier lugar de nuestra Comunidad. Para ello ha sido de vital importancia la creación de los Servicios de Urgencias, el nombramiento de Jefes de Servicio y de Sección y la implicación de los equipos directivos de los hospitales y del resto de los Servicios Hospitalarios en la idea de que la “urgencia de hospital funciona si el hospital funciona”. Asimismo, la decisión de que el médico de urgencias asuma las competencias de ingreso urgente en el hospital, basándose en protocolos previamente consensuados con las diferentes espacialidades, ha contribuido a potenciar la dinámica asistencial y a poner en valor la importancia de los profesionales de urgencias. En este sentido, también se han definido tiempos de demora máximos en exploraciones complementarias y en tiempos de salida para pacientes hospitalizados, entre otros. También se ha establecido un sistema de clasificación estructurado que permite el ordenamiento de la atención urgente en función de la prioridad de atención de cada caso y el desarrollo de un cuadro de mandos basado en la complejidad asistencial de cada servicio mediante la medición de diversos indicadores de nuevo diseño que han permitido conocer el desarrollo del proceso asistencial, con el objetivo de conseguir tiempos de atención óptimos para cada grupo de prioridad. El análisis de esta complejidad, establecida de manera homogénea, y la definición de unos tiempos de atención por cada estamento profesional también han permitido la elaboración de una plantilla horizonte.

Por otro lado, ha sido necesaria la adecuación funcional ( http://xurl.es/gje2g ), y en la medida de lo posible estructural, para definir unas áreas de atención también homogéneas, considerando en todos los servicios áreas de admisión, clasificación, consultas (con circuitos de atención y salas de espera independientes en función de la
cartera de servicios de cada hospital) y observación (con un área de camas y otra de sillones). La relación de esta forma de trabajar junto con el análisis de los datos que mensualmente aporta el cuadro de mandos diseñado, ha permitido así mismo la elaboración de una estructura horizonte. En relación con esta, ha visto la luz una guía de
diseño de Servicios de Urgencias, coordinada por la Escuela Andaluza de Salud Pública, que permitirá la construcción o reforma de Servicios de Urgencias con criterios uniformes que posibiliten esta forma de trabajar ( http://xurl.es/maanc ).

El rediseño de los árboles de estructura de Diraya-Urgencias en cada uno de los Servicios para adecuarlos a este cambio funcional ha constituido un factor de vital importancia para posibilitarlo y poder obtener los datos que nutren el mencionado cuadro de mandos con la inclusión de una línea de tiempos ( http://xurl.es/prfcp ) que
permita el seguimiento de todo el proceso asistencial y su comparación en toda la Comunidad. En la actualidad es posible, en tiempo real, la consulta del estado de frecuentación, ocupación y de los principales indicadores de tiempos asistenciales desde la aplicación móvil diseñada al efecto. Otros cambios en Diraya han posibilitado la
detección del paciente frágil / vulnerable y la incorporación de códigos para patologías tiempo-dependientes, encontrándose en proceso los cambios que permitirán la asignación de enfermer@ referente y las alertas de resultados de exploraciones complementarias por paciente.

En relación con los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), se han elaborado los criterios de planificación territorial sobre la cobertura máxima de referencia que debe tener un SUAP para su creación, así como del dimensionamiento de los recursos materiales y de los equipos humanos necesarios (plantilla horizonte). Por
otra parte, se ha elaborado un cuadro de mandos específico que se remite a los responsables de los servicios mensualmente, se han protocolizado procesos clínicos con criterios de derivación al hospital de referencia, se han revisado las alertas de prioridad de los Centros Coordinadores y el Protocolo de Coordinación EPES-Equipos Movilizables y se procedió a la actualización del Plan Operativo de Dispositivos de Urgencias y Emergencia (PODUE). Asimismo, se ha iniciado la implantación de la historia clínica digital de movilidad en los Equipos Movilizables, si bien aún no se ha conseguido la completa dotación de tabletas.

Igualmente, se han definido los SUAP de alta resolución que incluirían el mismo sistema de clasificación estructurado de los hospitales (SET), radiología simple, ecografía en el punto de atención y point of care testing (POCT) con determinación de gases, glucosa, iones, creatinina y troponina, junto con un área de observación sillones. Todo ello ha quedado pendiente de ejecución.

Finalmente, el Plan Estratégico de Formación en Urgencias y Emergencias puesto en marcha por el PAUE, ha permitido, además de la ya referida formación de los profesionales en triaje, y mediante la colaboración con la línea IAVANTE, la impartición de más de 500 cursos en los que profesionales de todos los estamentos han podido adquirir nuevas competencias y actualizarse en materias como soporte vital, trauma grave, ecografía, electrocardiografía, atención a múltiples víctimas, etc. Además, el PAUE ha asesorado a IAVANTE en la actualización de todos los cursos incluidos en el Plan Estratégico de Formación. Por último, la implantación de la aplicación DDW-Quiterian para la explotación del CMBD de urgencias requirió la formación de profesionales de todos los Servicios de Urgencias de Hospital bajo la coordinación de la Subdirección de Tecnologías de la Información (STIC) del SAS. Para terminar, nos reiteramos en nuestro sentimiento de orgullo por haber colaborado en la mejora de la atención urgente de nuestro Sistema Sanitario y en el agradecimiento a todos vosotr@s por el apoyo y esfuerzo prestados durante este periodo.

Un abrazo para tod@s.

Luis Jiménez Murillo
José Manuel Calderón de la Barca Gázquez
Francisco Javier Montero Pérez
Pedro Rojas Parra
Ángela Romero Bravo

 

Carta Agradecimiento – Luis Jimenez (PDF)

 

Fotografía de Juan Manuel Vacas, Diario Córdoba (10/08/2014)

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

« »